Diferencias clave entre
inyecciones subcutáneas e intramusculares

inyectable_intramuscular
Inyectable intramuscular :: Freepik

Las inyecciones son una forma común de administrar medicamentos en el cuerpo. Existen diferentes tipos de inyecciones, entre las cuales las subcutáneas y las intramusculares son dos de las más utilizadas. Aunque ambas son métodos efectivos de administración de fármacos, presentan diferencias significativas en cuanto a la técnica de administración, la profundidad de la inyección, la absorción del medicamento y los posibles efectos secundarios.

Inyecciones Subcutáneas

Las inyecciones subcutáneas se administran en el tejido subcutáneo o hipodermis, es la capa de grasa y tejido conectivo que se encuentra justo debajo de la dermis. 

Técnica de Administración

La aguja utilizada es generalmente más corta y fina.

Los sitios comunes de inyección incluyen la parte posterior del brazo, el abdomen y la parte frontal del muslo.

Se suele pellizcar la piel para elevar el tejido subcutáneo antes de insertar la aguja en un ángulo de 45 o 90 grados.

Absorción y Efectividad

La absorción del medicamento es más lenta y prolongada, ya que el tejido subcutáneo tiene menos flujo sanguíneo en comparación con el tejido muscular.

Es adecuada para medicamentos que requieren una liberación lenta y constante, como la insulina.

Ejemplos de Uso

Insulina para el tratamiento de la diabetes.

Anticoagulantes como la heparina.

Vacunas y ciertos medicamentos biológicos (Prolia, Forsteo…)

Posibles Efectos Secundarios

Dolor o irritación en el sitio de la inyección.

Riesgo de lipodistrofia (cambio en la distribución de la grasa) con inyecciones repetidas en el mismo lugar.

Inyecciones Intramusculares

Las inyecciones intramusculares se administran directamente en el tejido muscular, que se encuentra más profundo bajo la piel y el tejido subcutáneo.

Técnica de Administración

La aguja utilizada es más larga y gruesa.

Los sitios comunes de inyección incluyen el músculo deltoides del brazo, el glúteo y el músculo vasto lateral del muslo.

La inyección se realiza en un ángulo de 90 grados, penetrando profundamente en el músculo.

Absorción y Efectividad

La absorción del medicamento es más rápida debido al mayor flujo sanguíneo en los músculos.

Es adecuada para medicamentos que necesitan una rápida absorción y acción, como los antibióticos y las vacunas.

Ejemplos de Uso

Vacunas como la vacuna contra la gripe.

Antibióticos como la penicilina.

Analgésicos, ciertos medicamentos hormonales, suplementos (Optovite, Hidroferol…)

Posibles Efectos Secundarios

Dolor y malestar en el sitio de la inyección.

Riesgo de daño a los nervios o vasos sanguíneos si la inyección no se administra correctamente.

Posibilidad de reacciones sistémicas más rápidas debido a la rápida absorción.

Comparación y Elección del Método

La elección entre una inyección subcutánea y una intramuscular depende de varios factores, incluyendo el tipo de medicamento, la rapidez con la que se necesita que el medicamento actúe y la preferencia o comodidad del paciente.

Rapidez de acción: Las inyecciones intramusculares proporcionan una absorción más rápida y son ideales para situaciones donde se necesita una respuesta rápida.

Duración de acción: Las inyecciones subcutáneas ofrecen una liberación más lenta y sostenida, adecuada para medicamentos que deben mantenerse en el sistema por un período más largo.

Comodidad: Las inyecciones subcutáneas suelen ser menos dolorosas y más fáciles de administrar en un entorno no hospitalario.

Inyectable subcutáneo :: Freepik

En resumen, tanto las inyecciones subcutáneas como las intramusculares son técnicas esenciales en la administración de medicamentos, cada una con sus propias ventajas y consideraciones. La decisión de utilizar una u otra debe basarse en las necesidades específicas del tratamiento y en la mejor práctica médica para asegurar la eficacia y seguridad del paciente.

 

Debe disponer del volante o petición prescrita por el doctor del cuadro médico de su compañía de seguros.